• ENVIO GRATIS a todo México en compras mayores a $1,100 MXN.

Mumui

¿Cuál es la diferencia entre un exfoliante químico o físico?

por Maria Chau en November 14, 2020

Sabemos que la exfolación es un paso que no nos debe faltar en nuestra rutina de cuidado facial, pero ¿sabes realmente por qué es tan necesaria y los distintos tipos de exfoliación que existen? Aquí te explicarémos porqué tu piel necesita que la renueves y liberes de esas células muertas y cómo.

Nuestra piel está compuesta por tres capas: la epidermis, dermis e hipodermis. La epidermis es la capa externa y, dependiendo de nuestra edad, variará su grosor y la velocidad con la que regenera sus células. Esta capa protege nuestra piel de factores externos como el sol, polvo, frío, etc., pero, a la vez, acumula grasa, tapa los poros e, incluso, causa pigmentaciones en nuestro rostro. Para deshacernos de estos factores no deseados, nos exfoliamos y al hacerlo eliminamos células muertas, damos brillo a nuestro rostro, destapamos los poros y hacemos muy feliz a la piel de nuestro rostro.

Existen dos formas de exfoliación: Exfoliación química o Exfoliación física 
Ambas son buenas para nuestro rostro, sin embargo tienen objetivos muy distintos.

Exfoliación química

La exfoliación química, también conocida como peeling consiste en el uso de sustancias químicas ácidas y abrasivas que tienen un efecto controlado sobre la epidermis. Lo que se busca con esta exfoliación, es eliminar esas capas de piel que están dañadas para que se genere una capa nueva de piel sin daño solar, pigmentaciones e, inclusive, algunas exfoliaciones químicas pueden ayudar a eliminar arrugas ya que reestruturan el colágeno del rostro. Con estos podrás olvidarte de las líneas de expresión en tu frente, las marcas alrededor de los labios, cicatrices de acné, etc.

Algunos de los agentes que se utilizan con más frecuencia para este tipo de exfoliación son los alfahidroxiácidos (AHA) y los betahidroxiácidos (BHA). Quizá conozcas el ácido salicílico, este es un BHA y es de los ácidos más seguros y de mayor eficacia para estos procedimientos. Otro tipo de exfoliante químico es el PHA (ácido lactobiónico) este es también muy seguro y es recomendado para todo tipo de piel. Al elegir un exfoliante químico, es importante que sepas cuál es el resultado que deseas obtener ya que el efecto puede ser superficial o más profundo. Por ejemplo, algunos de estos exfoliantes actuan solo en la epidermis mientras que otros llegan hasta la dermis. 

Nuestra recomendación

Si buscas un exfoliante químico, te recomendamos el BENTON PHA Peeling Gel. Este exfoliante, además de contener ácido lactobiónico que es un agente seguro y gentil con tu piel, está compuesto también por celulosa de origen natural que actúa como exfoliante físico. De esta forma tendrás mayores y mejores resultados con un solo producto que es sencillo de usar e ideal para cualquier tipo de piel. Sus ingredientes no irritarán tu piel, sino que, por el contrario, te hidratarán y dejarán tu rostro libre de impurezas.

Producto recomendación: BENTON PHA Peeling Gel

BENTON PHA Peeling Gel

Exfoliación física

La exfoliación física o mecánica, o también conocidad como de microdermoabrasión, es en la que se usan sustancias abrasivas con las que se frota la piel causando efecto solo en la epidermis. Es una exfoliación más superficial, por esto mismo, la puedes realizar con mayor frecuencia. Este te ayudará a eliminar cicatrices superficiales, acumulación de grasa, acné y puntos negros y a darle brillo a tu rostro.

Algunos de las formas más usadas y conocidas de exfoliación física son los exfoliantes con micropartículas o scrubs, también existen los cepillos o esponjas faciales y el dermaplaning, este último te recomendamos realizarlo con ayuda de un experto. Los scrubs que te mencionamos son sustancias granulosas que podemos encontran en muchas presentaciones y con ingredientes muy distintos. Estos son fáciles de usar, puden ser parte de tu rutina antes de dormir o durante el baño, sin embargo, debes tener cuidado con su uso, frotárlo demasiado fuerte sobre tu cara, puede causar pequeñas heridas que no alcances a ver a simple vista. Pero no te preocupes, simplemente sé gentil con tu rostro y verás excelentes resultados sin dañar tu piel.

Nuestra recomendación

Un buen exfoliante físico deberá tener distintos elementos que logren un resultado más completo. Por ejemplo, nuestro TONY MOLY Tako Pore Blackhead Scrub Stick además de ser súper lindo y divertido, está compuesto por: Taurina que hidrata y reafirma la piel para volver tus poros menos visibles; sal del mar Muerto con minerales naturales que te darán una sensación relajante en tu rostro; agua de turba negra para purificar; arcilla de rotorua que elimina el exceso de grasa de tu piel y polvo de carbón vegetal para extraer esas feas espinillas y puntos blancos. 

Producto recomendación: TONY MOLY Tako Pore Blackhead Scrub Stick

 

¿Qué tipo de exfoliación debería usar?

El tipo de exfoliación que uses dependerá mucho de tu tipo de piel. Si tu piel es muy sensible, te recomendamos usar exfoliantes químicos, ya que frotar sustancias con micropartículas sobre tu piel podría causarte irritaciones, por eso te recomendamos los químicos que son más delicados, a pesar de tener mayor penetración en las capas de tu piel. Te ayudarán a renovar tu piel sin necesidad de frotarla con algo áspero. Puedes utilizarlos 1 vez cada una o dos semanas aproximadamente, recuerda que estos exfoliantes destruyen las capas externas de tu piel, por lo que esta quedará más sensible y expuesta, si los usas muy seguido, podrías lastimarte.

Por otro lado si tu piel no es tan sensible, puedes utilizar los físicos y los químicos, solo cuida la frecuencia con la que los usas. Por ejemplo, si tu piel es propensa a la grasa, puedes usar un exfoliante físico tres o cuatro veces por semana. Si tu rostro tiende a ser más seco, bastará con que utilices un exfoliante mecánico una vez por semana. Pero, si recientemente usaste uno químico, deberás dejar transcurrir dos semanas para que tu piel se regenere antes de aplicarle un scrub o una exfoliación con cepillo, esponja o dermaplaning.

Algunos tips extras

Si notas que después de utilizar algún exfoliante tu rostro presenta irritaciones o ardor,, te recomendamos interrumpir su uso y acudir con tu dermatólogo. También, si tu rostro presenta acné severo, te recomendamos que preguntes a tu dermatólogo qué exfoliante es mejor para tu tipo de piel.

Recuerda que después de utilizar cualquier tipo de exfoliante, debes darle el cuidado necesario a tu piel: mantenla humectada y evita exponerte a elementos que la puedan dañar, sobretodo ahora que está más sensible, como el sol, polvo, calor o frío extremo, etc.

DEJA UN COMENTARIO
VOLVER HASTA ARRIBA