Mumui

Errores de skincare que NO debes cometer en tu rutina

por Elda González en May 21, 2020

Es probable que aún contando con una rutina de skincare nos preguntemos lo siguiente: ¿qué estoy haciendo mal? ¿por qué mi piel se siente inflamada? ¿por qué aún utilizando productos skincare, estos no hacen efecto en mí? Aunque no lo creamos, hay varios errores que adquirimos con el tiempo y convertimos en hábito; como consecuencia, nuestra piel se ve afectada con irritación, inflamación, entre otros.

A continuación te contamos sobre algunas malas prácticas que son fáciles de evitar una vez que las reconocemos en nuestra rutina.

Aplicar los productos en el orden equivocado

El orden de aplicación es muy importante porque de esta forma te aseguras de aprovechar al máximo las propiedades de los productos. Se comienza con los más ligeros, como los limpiadores a base de agua, hasta aquellos más espesos, como las cremas.
Por ejemplo, hablemos de los tratamientos (ampolletas o serums). Con ellos aseguramos que recibimos los ingredientes necesarios para contrarrestar distintas condiciones de la piel. Si este paso es omitido o empleado en el orden incorrecto, nos será difícil ver los resultados esperados.

Cómo corregirlo/evitarlo:
En un blog anterior te explicamos un poco más de la rutina de los 5 pasos. Te invitamos a leerlo para que conozcas más detalles sobre sus aplicaciones y funciones. Recuerda que es importante no modificar el orden, pues así le brindamos un mejor cuidado a nuestro rostro.

Articulo recomendado: RUTINA SKINCARE 5 PASOS


Utilizar productos de anti-envejecimiento a una temprana edad

Los ingredientes activos contra el envejecimiento como el retinol, son en cierto modo entrenadores personales para las células de la piel. Ofrecen soluciones efectivas contra la sequedad, manchas y arrugas para alguien que tiene la piel madura. Sin embargo, si actualmente estás en tu adolescencia o en tus veintes y no sufres de arrugas como padecimiento, el efecto de estos productos podría llegar a ser contraproducente y conducir al envejecimiento prematuro.
Debido a que algunas cremas suelen estar elaboradas con mayor proporción de grasas, puede provocar obstrucción en los poros o exceso de brillos en la piel joven, pues buscan compensar lo que una persona adulta va perdiendo con el tiempo.

Cómo corregirlo/evitarlo:
Asegúrate de tener siempre tu piel hidratada y protegida contra los rayos solares, es lo más recomendable para prevenir los signos del envejecimiento. ¡Así podrás preservar la piel joven!

Dejar la piel desnuda después de limpiarla

Si posterior al paso de double cleansing das por terminada tu rutina, estás cometiendo otro error. Nuestra piel tiende a deshidratarse muy rápido después del lavado porque los ingredientes utilizados en la limpieza, además de deshacerse de impurezas y células muertas, también eliminan algunos hidratantes naturales que ya tenemos.

Cómo corregirlo/evitarlo:
Contamos con aproximadamente 60 segundos para aplicar el siguiente paso que es el tónico; con este nos aseguramos de mantener nuestra piel hidratada y lista para la aplicación del resto de nuestros productos. De permitir que nuestra piel se seque, estaríamos fomentando la deshidratación sin saberlo.

Hábitos agresivos de limpieza

Como anteriormente fue mencionado, el paso de double cleansing también se deshace de componentes que nuestra piel ya tiene para humectarse. ¿Será benéfico entonces, limpiarse por alrededor de 10 a 15 minutos durante el día? No, ¡este es un error que debemos evitar cometer! No es nada recomendable tener mucha frecuencia en este paso, limpiarse constantemente es un mal hábito que solo nos va a perjudicar.

Cómo corregirlo/evitarlo:
No queremos que tu piel se irrite o deshidrate, pues tanto lavado puede dañar nuestra barrera cutánea. Limpiarse el rostro por las mañanas al despertar, y por las noches antes de acostarse es la cantidad de veces más recomendable.

Abusar físicamente de nuestra piel

Identifica cuántas veces te frotas la cara en un día ¿es por comezón? Es probable que tu respuesta sea sí. Sin embargo, no olvides que tallar el rostro con mucha presión puede provocar problemas como irritación, hiperpigmentación o en el peor de los casos, dermatitis de contacto. A su vez, debemos estar conscientes en los tipos de materiales que manejamos y evitar aquellos con texturas rasposas que resultan muy agresivos para nuestra piel. 

Un ejemplo de un mal hábito sería remover maquillaje con cualquier toalla o tela, pues al querer hacerlo rápido, tomamos lo primero que tenemos a la mano. ¡No lo hagas!

Cómo corregirlo/evitarlo:
En Mumui constantemente hacemos énfasis en lo gentiles que debemos ser. Al adquirir almohadillas de algodón trata de que éstas no tengan textura y sean lo más suaves posible; al utilizarlas, da pequeños toques en tu piel ¡no te talles!

También te recomendamos el Set de Face Roller y Gua Sha, de cuarzo rosa o jade. Este set es complemento perfecto para tu rutina mejorando la experiencia de aplicación.

Producto recomendación: MUMUI Rose Quartz Face Roller & Gua Sha Set

Tratar todas las áreas de la piel por igual

Hay que reconocer que no todo nuestro rostro se comporta igual. La zona T suele ser la más grasosa y brillante, mientras que en las mejillas es más común tener manchas de sol. Es por esto que existen productos específicos para cada área, no podemos cometer el error de aplicar cualquier tratamiento en nuestra piel.

Por ejemplo, la zona más sensible y delicada es la de los ojos, aplicar los ingredientes incorrectos por un periodo de tiempo corto podría provocarnos irritación como también el formado de milia, éstas son pequeñas protuberancias blancas y molestas.

Cómo corregirlo/evitarlo:
Leer las indicaciones del producto que estés utilizando es una forma en la que te puedes apoyar, en ocasiones te informa en dónde debes aplicarlo y dónde es recomendable evitarlo.
 

No entender los ingredientes que utilizamos

En muchas ocasiones estamos emocionados por adquirir una variedad de productos y los queremos probar al mismo tiempo. Pero antes, ¿ya leímos detenidamente qué ingredientes tiene cada uno? Es muy importante que la respuesta a esta pregunta sea sí, debido a que las combinaciones dentro de sus activos nos puede perjudicar. 

Existen ingredientes que no deben combinarse porque juntos pueden ocasionar sobre-exfoliación o irritación. Por otro lado, puedes desaprovechar tus productos si contienen ingredientes muy similares o iguales, independientemente de que sean de marcas o tengan nombres distintos.

 

Cómo corregirlo/evitarlo:
¡Por esta razón hay que ser curiosos e investigar! Tómate el tiempo de identificar cuáles tienes y cómo puedes juntarlos para aprovechar sus propiedades al máximo. Del mismo modo, te recomendamos aplicar un producto nuevo a la vez, pues de probar varios y presentar brotes, no podrás reconocer qué ingrediente fue el culpable de esta reacción.

Producto recomendación: BENTON Travel Kit

En Mumui te queremos recordar que hay que ser constantes, de esta manera podremos darnos cuenta que todo esté funcionando correctamente. Debemos aplicarnos los productos por al menos 30 días o 6 semanas, esto aumenta de acuerdo a nuestra edad; sin embargo, de sentir u observar alguna reacción negativa, hay que detener la aplicación de inmediato.

Asegúrate de revisar bien los ingredientes e investigar para qué funcionan, de tener dudas ¡consúltalas con nosotros, con gusto te asesoraremos!
Déjanos un comentario con algunas de las prácticas que te diste cuenta no eran las correctas.

 

DEJA UN COMENTARIO
VOLVER HASTA ARRIBA